De Igual a Igual (Contra uno mismo) relatos de mediatarde

El trabajo pertenece al Programa Derecho a la Cultura de la Universidad Nacional de Córdoba. Es un programa que tiene cuatro años de trabajo intenso generando accesos a la cultura entendida como un derecho de todas las personas. Acompañemos este tipo de trabajos -difundiéndolos- que con muchísimo esfuerzo tienen muy poca visibilidad pública. Esto también es redistribución de la riqueza. La universidad es pública, es de cada uno de nosotros aunque jamás hayamos entrado a un aula.

Anuncios
De Igual a Igual (Contra uno mismo) relatos de mediatarde

Rasca donde pica

Pongamos que les dijo chicos, tengo un tema para mostrarles y empezó a tocar la guitarra con el dedo gordo, como rascando la picadura de un mosquito. En un ensayo, en Trenchtown, después de haber zapado un rato o justo antes de salir a jugar a la pelota. Cuando fontanarrosa dijo -respondiendo a la grandilocuencia y al universo de lo pomposo- que lo simple no era el lugar de partida sino el punto de llegada, tiene que haber estado pensando en esto. Como Zidane, dijo él. Como Marley podría haber dicho. O como cuando Lennon cantó all you need is love y todo lo que babel había desparramado en pedazos rotos encontraba sentido en una frase que ni siquiera pretendía poesía. Recuperar lo primitivo. Así es esta canción que nace desde un dedo gordo y que rasca y alivia ahí donde más pica.

Rasca donde pica

¡A fuego!

“Como dijo el gran filósofo argentino Diego Armando Maradona, a toda la gente que no creyó en mí, que me la mamen”, dijo el Residente, capo.

Y Andrés también lo bancó, desde su espacio:

Tu pueblo, al que tanto diste, te quería enterrar… Cuesta creer que muchos esperaban que Argentina se quede afuera del mundial africano para darse el gusto de enterrar al ídolo más grande que nos dio el football; no se a que mecanismos responde una reacción tan miserable , no entiendo por qué el país no esta celebrando, por qué no se escuchan bocinas y petardos; que esperaban los que esperaban un fracaso del querido Diego Maradona; que nos dio mas alegrias que Walt Disney …

Qué psicologia podrida “tenemos” que estábamos (yo no!!) esperando un fracaso de aquel que nos dio las glorias mundiales (?); el engranaje criticón facilongo; the ultimate miserable human being: el sorete nacional que prefiere perder para enterrarse (de miércoles) en el odio … Nunca más usemos la primera persona cuando “ganemos” nada (algo … todo). Estamos enfermos, seguro que el destino nos ajusta las tuercas y el equipo nacional juega barbaro en sudafrica, que Messi brilla, que vuelve Riquelme. Diegote querido, no te merecemos … Nos clasificaste y la gente se esta comiendo las ganas que tenian de descuartizarte, Piazzola diría que a él le pasó lo mismo, San Martin también … Padres de una patria huérfana de gratitud.

¡A fuego!